MICITT habilita uso de espectro radioeléctrico para la ruta 5G y otros servicios

 

  • Reforma al PNAF ampliará la posibilidad de prestar servicios de conectividad a Internet de banda ancha utilizando la banda Ka en lugares remotos o de difícil acceso, en beneficio de las poblaciones en condiciones de vulnerabilidad.
  • La reforma promueve el uso eficiente del espectro radioeléctrico y la apertura de segmentos de frecuencias para nuevas tecnologías y sistemas para beneficio de toda la población.

MICITT - El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT), modificó parcialmente los artículos 18, 19 y 20 del Plan Nacional de Atribución de Frecuencias (PNAF), dando cabida a nuevos y mejores servicios y sistemas que benefician al usuario final de forma directa e indirecta, ante la creciente demanda en el consumo de datos y servicios digitales en el país.

Esto significa que mediante la reforma se ha ampliado la cantidad de espectro radioeléctrico disponible en banda Ka (es un segmento de frecuencias utilizado en las comunicaciones vía satélite) en 2 GHz tanto para el ascenso como en el descenso, de manera que los prestadores de servicio podrán solicitar el uso de mayores segmentos mediante el proceso de concesión directa para brindar nuevos servicios de conectividad al Internet de banda ancha en aplicaciones de las estaciones terrenas en movimiento (ESIM, por sus siglas en inglés) como aeronaves y embarcaciones, lo que permite dar servicios de datos como Internet en banda ancha en situaciones donde normalmente no existe disponibilidad de acceso, tal como lo son cruceros, vuelos comerciales, trenes u otros tipos de transporte público, sin detrimento de la posibilidad de su uso terrestre.

La modificación en la banda de 900 MHz pretende realizar un ajuste en cuanto a las atribuciones existentes, para hacer un uso más eficiente del recurso escaso, proponiendo mantener los enlaces de microondas para los servicios de radiodifusión con los cuales se lleva el contenido hacia los puntos de transmisión, así como el uso libre del segmento de frecuencias de aplicaciones ICM (Industriales, Científicas y Médicas) que ha sido explotado en la región principalmente para el desarrollo de ciudades inteligentes.

La reforma también pretende habilitar el uso de los Sistemas de Estaciones en Plataformas a Gran Altitud (HAPS, por sus siglas en inglés), los cuales incorporan elementos técnicos para incrementar la conectividad de banda ancha en las comunidades insuficientemente atendidas y en las zonas rurales y remotas, por lo que se estima que tienen la capacidad de brindar conectividad de banda ancha con una mínima infraestructura de red en Tierra.

Además, se ha incluido una modificación en la banda de 6 GHz, que permite la operación de sistemas inalámbricos de área local (como lo es la tecnología WiFi en la banda de 6 GHz, comercialmente conocida como WiFi-6) identificando esta banda para uso libre, en coexistencia con los servicios actuales. Este cambio coloca al país en la vanguardia respecto a la adopción de esta nueva tecnología de conectividad que potencia el desarrollo de aplicaciones masivas de usuario final, particularmente útiles para la industria, comunicaciones máquina a máquina, el despliegue de Internet de las cosas, entre otros.

Finalmente, con esta reforma se dispone de más bandas de frecuencias para sistemas de Telecomunicaciones Móviles Internacionales (IMT) incluyendo 5G en rangos de bandas bajas, medias y altas, y detalla la reglamentación técnica aplicable para la totalidad de las bandas identificadas para tal fin, de manera que se habilita la posibilidad de disponer de más y mejores servicios de telecomunicaciones en beneficio del usuario final. Las IMT ofrecen nuevas capacidades en cuanto a la capa física de la interfaz radioeléctrica y permiten una gestión y control mejorados de los recursos de telecomunicaciones, capacidades avanzadas de canal, agregación de anchuras de banda y mejor calidad de funcionamiento a todos los niveles, lo que incluye los aspectos de calidad de servicio.

Esta reforma al Plan Nacional de Atribución de Frecuencias (PNAF) es producto de análisis técnicos rigurosos y de la planificación estratégica liderada por el MICITT con el objetivo de seguir avanzando en la Ruta 5G definida desde el año 2018 en el Plan Nacional de Desarrollo y de Inversión Pública, impulsando además el uso eficiente del espectro radioeléctrico y la apertura de los segmentos de frecuencias para nuevas tecnologías y servicios para beneficio de toda la población, como herramienta para la reactivación económica del país.