Arte costarricense sirve de marco para reimaginar las nociones de frontera en tiempos pandémicos


Obras de Paquita Cruz. Agua de tajo y La última arboleda. Realizadas en el año 2015


Dayana González. Museos del Banco Central - El 28 de abril, los Museos del Banco Central abrieron al público "Reimaginar la frontera", la segunda exhibición de la trilogía Reimaginar.


En la primera muestra invitó a reflexionar sobre los sentidos de lo comunitario y en esta cuestiona las nociones de la frontera en medio de la pandemia.


¿Cómo un virus llega a impactar las formas de gestionar las fronteras geográficas? ¿Cómo evidencia nuestra relación con el territorio y el contraste entre el acceso limitado y la explotación desmedida de sus recursos naturales? ¿Cómo amplió las brechas entre poblaciones distintas, particularmente las de migrantes o “extranjeros”? ¿Cómo los límites entre el espacio público y el privado, el físico y el virtual han cambiado la cotidianeidad? ¿Cómo se redimensionan las fronteras de nuestro cuerpo en medio del confinamiento o la distancia social?


Preguntas como estas son algunos de los puntos de partida de la nueva muestra de los Museos del Banco Central titulada Reimaginar la frontera, la cual también enfatiza en la posibilidad que tenemos de reimaginar las fronteras en el presente y el futuro para el bien común. Para esto se vale de más de 37 obras de la colección de artes visuales que, en su momento de creación, se aproximaron a nociones y problemáticas diversas sobre las fronteras de los espacios que habitamos, abarcando desde el territorio hasta nuestro propio cuerpo.


“La trilogía Reimaginar parte de la convicción de propiciar conexiones entre el presente y el patrimonio artístico, el cual aporta perspectivas insospechadas sobre desafíos comunes entre diferentes momentos históricos. Pero sobretodo, surge de la necesidad y de la facultad innegable de reimaginar que tenemos todas las personas, empezando por quienes se dedican a la creación artística, la cual es imprescindible para transformar la realidad en tiempos críticos, como el que vivimos”, explica María José Monge, curadora de artes visuales de los Museos.


Las fronteras y “the foreing virus”



El primer apartado de la muestra reúne obras que sitúan al visitante en imágenes simbólicas que conectan con la idea del territorio como propiedad, fenómeno que da lugar a prácticas de apropiación, despojo y explotación indiscriminada. Cordillera, de Rolando Faba (1954); o La última arboleda y Agua de tajo de Paquita Cruz (1953) son alguna de estas obras.


Asociado a esta sección, también podrán ver la pintura El borde 2, de Rosella Matamoros, elegida por la curaduría para reflexionar sobre el drama de las migraciones humanas – con su carácter clandestino, tenso, violento y caótico- , el cual se acentúo por el cierre de fronteras y las restricciones en la movilidad.



Obra de Rosella Matamoros. El borde 2. Realizadas en el año 2015

Por otra parte, la pieza artística Geografías del poder de Mauricio Herrero exalta las dinámicas de apertura, cooperación, la voluntad de eliminación de fronteras y la integración que surgieron en la constitución de la eurozona y que hoy contrastan con realidades divisiones remarcadas en el plano geográfico, político y económico.


Confinamiento y distanciamiento



“El confinamiento y el distanciamiento social que surgen como medidas sanitarias en la pandemia, modificaron las formas de relacionarnos con los espacios domésticos y la esfera pública, los patrones de uso de lo virtual y las lógicas de interacción entre los cuerpos; pero también provocaron un reencuentro distinto con nosotros mismos en los espacios más íntimos. Por eso, las otras dos secciones de la exhibición muestran imágenes artísticas de interiores de espacios muy distintas y de cuerpos en transformación, mutación o hibridación”, añade Monge.


Los paneles de estas secciones se llenan de contrastes al incluir obras de Flora Luján (1915-2001), Ana Griselda Hine (1949), Victoria Cabezas (1950), Fabrizio Arrieta (1982), Alejandra Segovia (1993), entre otros artistas de diferentes generaciones y con búsquedas creativas muy diversas.



Grabados de Ana Griselda Hine. Realizados en el año 1983

Los testimonios de la mayor parte de estos creadores se suman al guion curatorial mediante vídeos que pueden verse y escucharse en la sala o en el canal de Youtube del Museo (museosbccr). Estos constituyen uno de los principales recursos educativos elaborado para los visitantes.


Para reflexionar desde casa



Reimaginar la frontera es resultado de la investigación realizada por Monge, la cual se compila en la publicación digital que está disponible de forma gratuita en el sitio web del museo (museosdelbancocentral.org) para que pueda ser leída desde la comodidad de la casa antes o después de la visita al museo.


En modo virtual, quien quiera participar más en esta reflexión sobre las transformaciones y nociones de la frontera, está invitado a un Ciclo de Conversatorios organizado por el Departamento de Educación. El primero de ellos, Reimaginar las fronteras del territorio, se realizará el 12 de mayo a las 4 p.m., en vivo desde canal de Facebook del Museo (MBCCR); el segundo, Reimaginar las fronteras del cuerpo, se llevará a cabo el 16 de junio, a la misma hora y por el mismo canal.


En ambos, participan investigadores costarricenses destacados en los ámbitos de las ciencias políticas, comunicación colectiva, sociología, geografía, historia del arte y filosofía.


Información general



Nombre: Reimaginar la frontera

Período de apertura: Abierta del miércoles 28 de abril al 15 de agosto, 2021

Detalle: muestra colectiva de artes visuales con 37 obras de 22 artistas costarricenses

Link a imágenes:

https://drive.google.com/drive/folders/1ZlpUeuZe1ccU3mo1CWTNqyio_rScOyQE?usp=sharing

Link a la publicación: https://bit.ly/3eEPzyf

Ubicación del museo: Los Museos del Banco Central de Costa Rica se ubican bajo la Plaza de la Cultura y su entrada está sobre calle 5.

Horario del museo: a partir del 1 de mayo abrirá al público de jueves a lunes de 9:15 a.m. a 5 p.m.

Tarifas: ¢2500 para nacionales, ¢500 para estudiantes costarricenses, $11 para estudiantes extranjeros y $15 para extranjeros regulares. Niños menores de 12 años y ciudadanos de oro no pagan.

Compra en línea de entradas: https://boleteria.museosdelbancocentral.org/

Medidas sanitarias: https://museosdelbancocentral.org/medidas-covid-19.html