Primer aniversario

¿Falta de motivación fotográfica? ¡Siga estos 8 consejos!

Imagen de Juraj Varga en Pixabay

Mag. Eduardo A. Bolaños Vargas. Sobrevuelo - ¿Le ha pasado que después de un buen tiempo dedicado a la fotografía, con grandes resultados y tomas satisfactorias, de un pronto a otro pierde la motivación para tomar la cámara y apretar el disparador? No es de extrañarse... pero no se preocupe, no es un problema suyo, es algo que nos sucede con frecuencia a los que nos dedicamos a este arte como entretenimiento y trabajo.

Sin duda si su negocio es de fotografía, pues ha tenido que seguirlo haciendo todo el tiempo, aunque tal vez no con la misma energía. Si lo hace por hobbie o entretenimiento es probable que haya llegado a un límite de sus conocimientos, de su equipo o ha estado demasiado tiempo haciendo cuarentenas y no ha podido dedicarle tiempo al arte.

Puede suceder que usted haya querido realizar alguna técnica en particular y su equipo (teléfono o cámara fotográfica) no tiene la capacidad para lograrlo, lo que puede resultar frustrante, porque usualmente no podemos comprar el equipo tope de gama de nuestras marcas favoritas. Es importante que podamos comprender los alcances de cada equipo y lo que podemos o no lograr con ellos. Hablamos un poco de esto en un artículo anterior que puede leer aquí.

Lo cierto es que también hay un factor que no tomamos en cuenta cuando nos dedicamos a la fotografía como arte, principalmente y es que los formatos digitales son mucho menos atractivos que los formatos impresos. Sí es una realidad, la época digital ayuda muchísimo para lograr cosas como nunca antes, pero los resultados son tan efímeros como una tecla de borrar. Nada mejor que tener una foto bien lograda, impresa en buen papel y colocada en la sala de la casa o en un buen álbum que pueda mostrar a sus amistades.

Imagen de Shutterbug75 en Pixabay

Esto es apenas el principio, vamos a compartir con ustedes estos 8 consejos para poder retomar la pasión por la fotografía y mejorar cada día más nuestras técnicas.

1- No tome fotos, ¡guarde experiencias!

Uno de nuestros principales errores en la fotografía es que nos enfocamos demasiado en la perfección técnica de lo que se pretende buscar, en que la foto esté bien enfocada, bien expuesta, con todos los parámetros ideales de proporciones y se nos olvida lo más importante... ¡el momento!

Las fotografías fueron creadas como una técnica para poder preservar un momento en el tiempo, una experiencia, un recuerdo, algunos de los cuales ya tienen más de 100 años. Esas fotografías históricas nos recuerdan experiencias que nunca podremos vivir porque no estamos en el lugar y el tiempo. 

Pero aunque no se trate de fotografía histórica, el hecho de que visitemos un paisaje, de que veamos un niño jugando con su mascota, o un recorrido por la ciudad; es una experiencia sensorial que podemos preservar en la fotografía. 

Es curioso, pero una fotografía de un mercado nos puede llevar a percibir los olores en nuestra mente, la sensación del frío y el calor, la experiencia del tumulto de gente comprando, el ruido intenso del lugar. Aunque no estemos ante un video, sino una foto estática, lograr esta expresión es uno de los mayores aportes que podemos hacer a la fotografía.

2- Tome su cámara y salga a caminar

Aunque parezca un consejo innecesario, ¡pues no lo es! En algunos países se han pasado meses encerrados en las casas o bien muchas personas no han podido retomar sus actividades fotográficas porque los trabajos las absorben, y es realmente difícil encontrar un buen tema para fotografías encerrados en una oficina o en la casa.

El solo hecho de prepararse para salir a tomar fotos ya es una experiencia motivante, en particular si le gusta llevar algunos objetos adicionales a la cámara o accesorios. Seleccionar el maletín, llenarlo de cacharros que tal vez no se vayan a utilizar, buscar los objetivos, limpiar la cámara, buscar la ropa adecuada, todo eso es motivante.

Sin olvidar lo emocionante de escoger el lugar, ¿nos vamos a la ciudad de noche? ¿caminata por la montaña? ¿fin de semana en la playa? ¿o simplemente una vuelta por el parque? muchas cosas pueden pasar en esos lugares que son dignas de una fotografía.

Imagen de stokpic en Pixabay 

3- Buscar un nuevo motivo, un tema nuevo

Otro de los aspectos a tomar en consideración es que nos encerramos en un tema específico o en un estilo, lo exploramos con emoción en un principio, pero cuando hemos logrado cierta maestría nos aburrimos y pasa a ser historia, pero causando un desánimo general.

Pienso en mi caso particular, que me he especializado en fotografías de plantas, de animales y de paisajes, trabajando bastante con fotografía macro de estos motivos, pero llega el momento en en el que no hay gran novedad, en el que no se logra nada diferente.

Ahí es donde radica este consejo, ¿qué tal si exploramos un tema nuevo como astrofotografía, retrato, foto de ciudad, para los que no estamos acostumbrados a esto? Es cuestión de buscar una temática diferente, aunque en un principio no nos llame la atención, pero con el tiempo se puede volver un verdadero reto para dominar.

4- Experimentar con técnicas que nunca ha realizado.

Hay una diferencia entre escoger un tema o una técnica... en este caso hablamos de fotografía macro, de usar un telefoto, de experimentar con blanco y negro, colores sepia, posiciones invertidas, reflejos, luces y demás.

En las redes sociales hay muchos fotógrafos que publican videos cortos con ejercicios muy interesantes que se pueden realizar, como por ejemplo usar una botella cortada pegada al lente para generar un marco, o experimentar con humo, hojas en el aire, cartones, colores y hasta técnicas de los teléfonos móviles o celulares que son a veces sorprendentes.

Un ejercicio interesante es cuando usamos la técnica panorámica en el teléfono, el teléfono se mueve de forma horizontal y cuando fotografía alguna persona se detiene el movimiento, se cambia la persona de lugar y se sigue el movimiento, así se clona la persona de una forma muy interesante y fácil de hacer.

¿Ha experimentado con alguna técnica novedosa que nos quiera compartir en los comentarios o las redes sociales?


5- Revisar páginas, blogs, podcasts y videos de fotografía

Una de las mejores maneras de aprender fotografía y motivarse con nuevas ideas es el consultar sitios web, blogs, podcasts y canales de video, también es recomendable seguir las redes sociales de nuestros fotógrafos favoritos para conocer su trabajo e inspirarse. 

En Internet hay cantidad de fuentes en español y todavía más en inglés y en los idiomas que quiera, hacer una lista aquí sería muy exhaustivo y poco productivo, pero vamos a recomendarles algunas de las que más nos gustan y que sabemos que van a ser de provecho.

Sitios web:

https://www.dzoom.org.es/

https://www.blogdelfotografo.com/

https://www.xatakafoto.com/

Podcast:

Distancia Hiperfocal (Fotografía de viajes) - ¡Este es mi favorito!

Vivir de la Fotografía

YouTube:

De Viaje con la Cámara

Vivir de la fotografia

Leo Baquero

Joan Vendrell 

6- Compartirlas con un grupo de amigos, no en redes

Una de las grandes frustraciones de los fotógrafos, y en general es uno de los grandes defectos de las redes sociales, es la falta de aprobación del gran público. En sí mismas las redes sociales están diseñadas para enganchar a los usuarios y el hecho de recibir corazones y likes generan golpes de serotonina en el organismo, pero el no recibirlos muchas veces generan frustraciones.

Eso pasa frecuentemente si compartimos fotografías en Instagram, Twitter, Facebook o cualquier otra red similar, donde además se reduce drásticamente la calidad de las imágenes. Esto no significa que usted no tenga derecho a subirlas, todo lo contrario, es libre e hacerlo. Pero el no recibir "likes" o comentarios no significa que las fotografías sean malas.

Es por eso, y sabiendo que en un principio tal vez sus fotografías no tengan mucha audiencia, se nos ocurre que una forma diferente de compartirlas es haciendo grupos de telegram o de whatsapp con amigos que verdaderamente quieran ver las fotos, comentarlas, y compartir experiencias. Esta es una forma más gratificante, más privada y más vivencial de hacer una comunidad, aunque es probable que en un principio vayas a tener tus mensajerías llenas, pero con mucha interacción de las persona que de verdad les interesa.

7- Compare fotos de la cámara y del teléfono

Y viene la gran pregunta ¿para qué voy a hacer todo esto si no tengo una cámara profesional? Pues ya lo contestamos antes de alguna manera. Lo que buscamos con la fotografía es expresar sentimientos, emociones y capturar momentos y para eso no es necesario tener una cámara profesional.

Ahora, ¿que tal si tenemos una cámara a mano, la que sea, y tomamos fotos junto con el teléfono? Luego las podemos comparar y descubrir cuál nos gusta más. Muchas veces tomamos las fotografías con el teléfono para poder compartirlas rápido, y menospreciamos la inmensa calidad de las cámaras actuales de los celulares, y su inteligencia artificial. 

Basta con ver lo difícil que es lograr una foto bien expuesta en modo manual de una cámara contra la capacidad de un teléfono de hacerlo casi de inmediato, hasta con mejores resultados. Esto nos puede motivar a no desperdiciar las oportunidades fotográficas, llevamos un tremendo estudio en nuestro bolsillo.


Imagen de Vicki Hamilton en Pixabay 


8- Imprímalas y enmárquelas.

Para concluir hoy con nuestros consejos queremos darle una idea que mencionamos de alguna forma al inicio. Imprimir, enmarcar y exponer nuestras fotografías. Esto no es caro, pero sí puede ser muy motivante, una linda foto, bien trabajada en cualquier programa (recomendamos PhotoScape o Snapseed por ejemplo) podemos imprimirla más grande que una página carta por cerca de 1000 colones (para los ticos) o menos de $2 a los que nos leen de afuera. 

Con un poquito más de presupuesto podemos usar papeles especiales, con brillos, y hasta enmarcarla para presumirla en la sala de nuestra casa. O también podemos imprimirlas más pequeñas para ponerlas en un álbum tradicional o hacer nuestro propio álbum.

¿Qué otras cosas interesantes hace usted para recuperar la motivación fotográfica? Déjenos un mensaje en los comentarios de la página o bien en nuestras redes sociales.