Pintura y música latinoamericana se fusionan en una danza visual


El Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) realiza una segunda colaboración con el colectivo y plataforma londinense Vortic, a través de la exposición virtual Baile latinoamericano, del artista puertorriqueño Jean Pierre Villafañe. Se trata de una muestra que acerca al espectador a una nueva generación de pintores latinoamericanos, que mezclan en sus obras aspectos de migración y sincretismo desde una visión contemporánea; como es el caso de Villafañe, quien vive entre Puerto Rico y Nueva York, pero su mirada se acerca siempre al sur, ensalzando sus raíces latinas. 

El MADC ha aprovechado, a partir de la pandemia por Covid-19, ofrecer a sus públicos proyectos virtuales, para que puedan ser accedidos desde cualquier sitio del mundo y a cualquier hora. Es el caso de la presente exposición virtual, en la que se pueden apreciar con perfecto detalle ocho obras del artista, creadas en 2021.

Paz Monge, directora del Museo, señala que “una de las ventajas que nos ha traído la pandemia ha sido la facilidad virtual de gestionar y curar con artistas que no podemos tener presentes en el Museo en este momento. En el caso de Villafañe, ya hace varios años veníamos en conversación sobre pintura contemporánea y en especial, la historia de arte latinoamericana. El tener acceso a una plataforma como Vortic y poder contar con nuevas generaciones de pintores, siempre viendo a Centroamérica y el Sur, hizo que Baile Latinoamericano fuera un proceso curatorial sumamente orgánico, enriquecedor y dinámico para el MADC”.


La pintura nunca pasa de moda… sobre todo si se combina con música. 

Baile Latinoamericano nace con una matriz y plano inicial de las cuatro obras abstractas en la muestra, funcionando como un tipo de plano arquitectónico que crea espacios de color e interacción entre figuras desarticuladas. Dichas obras comparten una paleta de colores con tonos pastel y cálidos, creando una armonía sensorial. En este trabajo, las formas asumen un festivo movimiento, seccionando las composiciones para una intervención figurativa, tal y como si fuesen dirigidas tácitamente entre sus mismas interacciones. 

Al hablar sobre su práctica artística, Villafañe expresa la gran influencia que tiene el maestro compositor argentino Dino Saluzzi en su obra. Reconocido por su gran destreza con el acordeón, Saluzzi compone con un matiz de atracción, justo como si fuese la música la que atrae y mezcla los vocabularios visuales de Villafañe. Para esta ocasión, la exposición tiene una relación directa con piezas musicales latinoamericanas. 

Jose Picado, curador del Centro de Documentación del MADC, comenta que “en este caso, las obras de Villafañe revelan una serie de profundos y complejos vínculos entre los cuerpos y el espacio que –en apariencia– habitan. Tonos tanto festivos como caóticos e, incluso, un sutil aire de extravagancia, se encuentran presentes en el conjunto de obras que forman parte de esta exposición. En efecto, es como si se tratara de una coreografía generada debido a algunos de los ritmos característicos de América Latina y el Caribe; un excéntrico baile en el que conspiran constantemente entre sí diversos factores. Elementos visibles como las figuras humanas y una insinuación del espacio arquitectónico –un entorno que delimita pero que a su vez permite esbozar el desenfreno de cada movimiento– en conjunto con una serie de tonadas musicales que se manifiestan paralelamente con cada una de las acciones que se plasman en estas piezas, son esenciales para adentrarse en las escenas que se muestran como parte de la exhibición”. 

La exposición se puede experimentar por medio de la realidad aumentada en la aplicación móvil para dispositivos iOS de Vortic Collect. De igual manera se puede visitar por medio del sitio web https://vortic.art/exhibitions/baile-latinoamericano-3448