¡Adiós a los multifocales! Una nueva tecnología israelí cambia de foco a través de un software

Gafas de sol DeepOptics
Agencia AJN. - 24 junio, 2021

Las gafas de sol DeepOptics cuentan con capas de cristal líquido que se dividen en pequeños píxeles. Cuando el usuario desliza el dedo, un pequeño procesador incrustado en la [patilla sobre la] sien calcula la prescripción personal del usuario y cambia su estado para enfocar los objetos cercanos.

La empresa israelí DeepOptics desarrolló una tecnología de lentes patentada que permite reemplazar los multifocales y cambia sin problemas entre la visión de lejos y de cerca al reorientar los píxeles del cristal de los anteojos.

Entonces, cuando se pasa el dedo por el marco negro de las gafas, se puede ver de lejos. Y cuando se vuelve a pasar el dedo por ese lugar, la escena distante se vuelve borrosa y, por arte de magia, se puede leer una página de un libro de cerca.

A diferencia de cuando se usan lentes multifocales, en lugar de limitar una pequeña franja donde se puede ver claramente para leer, con DeepOptics todo el lente está disponible y claro.


El precio del producto también es conveniente: cuestan unos 250 dólares, mientras que los multifocales en Israel pueden superar los 1.200.

Las gafas de sol DeepOptics cuentan con capas de cristal líquido que se dividen en pequeños píxeles, capaces de girar en cada punto del píxel.

Cuando el usuario desliza el dedo, un pequeño procesador incrustado en la [patilla sobre la] sien calcula la prescripción personal del usuario y ordena a millones de pequeños píxeles dentro de la lente cambiar su estado eléctrico para enfocar los objetos cercanos.

No hay partes móviles ni peso extra. La pequeña batería recargable debería durar un día completo. Si se agota la batería, los lentes se colocan de forma predeterminada en la configuración “plano”, por lo que aún pueden usarse para la visión a distancia.

DeepOptics está comenzando con gafas de sol debido a las frustraciones que las personas mayores de 45 años tienen con la presbicia, una parte natural del envejecimiento que hace que los ojos pierdan la capacidad de cambiar de enfoque fácilmente. Afecta a unos 1.800 millones de personas y es la principal razón por la que las personas de mediana edad pueden necesitar repentinamente gafas para leer.

Para esas personas, las gafas de sol representan un problema. Cuando quieren mirar su teléfono móvil, deben quitarse las gafas de sol. Dado que una persona en promedio mira su teléfono hasta 58 veces al día, el factor de molestia no es insignificante.

Fuente:
ISRAEL21c.