Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor - 23 de abril de 2021

Crédito: PROMADE y EUNED, Costa Rica

Naciones Unidas: book and copyright day 

El 23 de abril es un día simbólico para la literatura mundial ya que ese día en 1616 fallecieron Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. La fecha coincide, además, con el nacimiento o la muerte de otros autores prominentes como Maurice Druon, Haldor K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

Parecía entonces una elección natural que la Conferencia General de la UNESCO, celebrada en París en 1995, decidiera rendir un homenaje universal a los libros y autores en esta señalada fecha, alentando a todos, y en particular a los jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y a valorar las irremplazables contribuciones de aquellos quienes han impulsado el progreso social y cultural de la humanidad. Por este motivo, la UNESCO creó el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, así como el Premio UNESCO de de literatura infantil y juvenil en pro de la tolerancia.

En 1995, la UNESCO proclamó el 23 de abril "Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor". La celebración de este Día, que suscita cada vez más adhesiones, dejó claro desde el principio cuán importante ocasión supone para reflexionar e informar sobre un tema que requiere especial atención.

Hoy lo celebran millones de personas de más de cien países, reunidas en centenares de asociaciones, escuelas, organismos públicos, colegios profesionales y empresas privadas.

El Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor ha servido para atraer a la causa de los libros y del derecho de autor a gran número de personas de todos los continentes y orígenes culturales. Ello les ha permitido descubrir, valorar y explorar muchas vertientes distintas del mundo editorial: el libro como vehículo de valores y conocimientos y como depositario del patrimonio inmaterial; el libro como puerta de acceso a la diversidad de las culturas y como instrumento de diálogo; o el libro como fuente de ingresos materiales y obra de creadores protegidos por el derecho de autor. Todas esas facetas del libro han sido objeto de numerosas iniciativas de sensibilización y promoción que han surtido efectos reales, aunque no por ello haya que dejar de trabajar con el mayor empeño.

Desde el año 2000, cada año, la UNESCO y las tres organizaciones profesionales internacionales del mundo del libro (la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias) eligen una capital mundial del libro cuyo mandato empieza cada 23 de abril.

La Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, nombró a Tiflis (Georgia) Capital Mundial del Libro para el año 2021, siguiendo la recomendación del comité consultivo de la Capital Mundial del Libro, que se reunió en Suiza en junio de 2019.

El programa propuesto por Tiflis, cuyo lema es "Ok, ¿entonces tu próximo libro es…?" se centra en el uso de tecnologías modernas como herramientas poderosas para promover la lectura entre la juventud.

El programa incluye varias actividades a gran escala y sostenibles. Entre los eventos y actividades habrá bibliotecas y un festival de libro infantil, un proyecto digital de última generación para transformar libros en juegos y la reconstrucción de la primera editorial georgiana.

Diseñado específicamente para niños, jóvenes y lectores que tienen acceso limitado a los libros, el programa de actividades se centrará en la innovación. El objetivo principal de la ciudad es popularizar la lectura y aumentar la accesibilidad a los libros para toda la sociedad.

El año de celebraciones comienza hoy 23 de abril de 2021, Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.