Investigadores israelíes descubren nuevo fármaco para impedir la progresión del Parkinson


Agencia AJN.- 26 de enero de 2021.

“Estos hallazgos son muy emocionantes, ya que sugieren que se podría ralentizar o detener la progresión de la enfermedad”, aseguró el doctor Claude Brodski, de la Universidad Ben-Gurión, quien llevó adelante la investigación.

Investigadores de la Universidad Ben Gurión del Néguev han descubierto que las proteínas llamadas BMP5/7 son un nuevo y prometedor potencial terapéutico para la enfermedad de Parkinson que podría cambiar la trayectoria de la enfermedad. Sus hallazgos fueron publicados recientemente en la prestigiosa revista de neurología clínica Brain.

La enfermedad de Parkinson, que afecta a más de 10 millones de personas en todo el mundo, se caracteriza por la degeneración progresiva de las células cerebrales secretoras de dopamina, lo que provoca graves alteraciones del movimiento.

En la actualidad, se cree que la proteína alfa-sinucleína, que está presente en todos los cerebros humanos, desempeña un papel central en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson al plegarse mal y formar cúmulos tóxicos en las células cerebrales secretoras de dopamina de los individuos afectados. 

En la actualidad, todas las terapias utilizadas para la enfermedad de Parkinson mejoran los síntomas, sin embargo, su eficacia es inaceptablemente baja en las etapas avanzadas de la enfermedad y, desafortunadamente, no detienen o ralentizan la progresión de la enfermedad.

El Dr. Claude Brodski y su equipo descubrieron que en las células cerebrales productoras de dopamina de los pacientes con la enfermedad de Parkinson la señalización de BMP5/7 estaba significativamente reducida – un cambio que posiblemente podría contribuir al desarrollo de la enfermedad.

Para estudiar esta posibilidad, los científicos modificaron genéticamente los cerebros de los ratones para reducir la señalización de BMP5/7 en las células cerebrales productoras de dopamina. Confirmando su sospecha, la reducción de la señalización de BMP5/7 condujo efectivamente a una acumulación de cúmulos tóxicos de alfa-sinucleína y a la pérdida de células cerebrales productoras de dopamina.

Los investigadores entonces plantearon la hipótesis de que si la falta de señalización de BMP5/7 causa la pérdida de células cerebrales productoras de dopamina, entonces la administración de BMP5/7 podría proteger estas células en un modelo de la enfermedad de Parkinson.

“De hecho, encontramos que el tratamiento con BMP5/7 puede, en un modelo de ratón con enfermedad de Parkinson, prevenir eficientemente la acumulación de alfa-sinucleína, la pérdida de células cerebrales productoras de dopamina y los impedimentos de movimiento asociados.

Estos hallazgos son muy emocionantes, ya que sugieren que el BMP5/7 podría ralentizar o detener la progresión de la enfermedad de Parkinson”, afirmó el Dr. Brodski, del Departamento de Fisiología y Biología Celular de la Facultad de Ciencias de la Salud y del Centro Zlotowski de Neurociencia.

El Dr. Claude Brodski.

BGN Technologies, la oficina de transferencia de tecnología de la Universidad Ben-Gurion, ha presentado varias solicitudes de patentes que cubren este descubrimiento innovador.

La Dra. Galit Mazooz Perlmuter, Vicepresidenta Senior de Desarrollo de Negocios Bio-Pharma en BGN Technologies, dijo que “hay una enorme necesidad insatisfecha de nuevas terapias para tratar la enfermedad de Parkinson, especialmente en las etapas avanzadas de la enfermedad.

Los hallazgos del Dr. Brodski, aunque todavía están en las primeras etapas, ofrecen un objetivo farmacológico modificado para la enfermedad que abordará el mecanismo de esta devastadora condición. Ahora estamos buscando un socio industrial para seguir desarrollando esto”.